Blog

Cómo poner el OVERGRIP correctamente y los errores más comunes

El overgrip es una pieza fundamental para tu pala de pádel. Es la cinta que se enrolla sobre la empuñadura para mejorar el agarre de la pala y así, evitar posibles molestias o lesiones, tensión al sujetar la pala, problemas con el sudor y también, conseguir aumentar la manejabilidad y el control.

Es más habitual de lo que nos gustaría, encontrarse con jugadores y alumnos que no saben colocar el overgrip en su pala, pese a ser algo primordial para poder jugar. Así que en este blog te enseñamos cómo hacerlo correctamente, paso a paso y con vídeo incluido, además de detallarte los principales errores y cómo evitarlos. ¡Toma nota!

Los errores más comunes al poner un overgrip

1. Quitar el grip original 

Este error es muy común entre jugadores que se están iniciando. No debemos confundir el grip con el overgrip. El grip es más grueso y resistente que el overgrip, y la función de este último precisamente es proteger el grip original del deterioro. El grip original no debe quitarse a no ser que quieras poner algún elemento de “ajuste de agarre” por debajo.

2. Ponerlo del revés 

Cuando vas a poner el overgrip, la parte que hay que poner primero es la punta que es más estrecha y que tiene el adhesivo incluido, para que notes el enganche mientras lo pones. También es importante recordar que hay que colocarlo siempre desde abajo de la pala hacia arriba, nunca de arriba a abajo.

Y por último, también es común ponerlo con el material al revés. Acuérdate de comprobar el tacto de los dos lados y poner la cara con adhesivo (que irá protegida por un plástico) pegada al grip. La que sientas que te ofrece un buen agarre, es la que debe ir por fuera. 

Puede parecer algo muy básico y claro, pero nos encontramos con este error muy a menudo. 

3. No quitar el plástico 

¡Alerta! Este es incluso peligroso. Todos los overgrips llevan un plástico por encima de la parte “buena”, como hemos puntualizado en el punto anterior. Si te dejas el plástico puesto, te va a resbalar la pala cada vez que golpees. Más de una vez hemos visto hacer un remate con el plástico en el overgrip y te aseguramos que termina mal: resbala, se rompe la cuerda de protección y la pala vuela, ¡rompiéndose contra el suelo! 

4. Darle más vueltas de las necesarias 

 

Es sabido que los overgrips están hechos para raquetas de tenis, cuyo mango es más ancho y largo que el mango de la pala de pádel. Esto hace que cuando llegas al tope del mango siga sobrando mucho overgrip. Tienes dos opciones: o subes el overgrip por encima del mango alcanzando el corazón de la pala, o recortas la pieza que sobra con unas tijeras o con la propia mano y pones la pegatina allí. ¡Ni se te ocurra volver a bajar hacia abajo!

5. Perder la pegatina 

Es muy habitual distraerse mientras cambias el overgrip y perder la pegatina para el enganche final. Es un punto importante, así que deja la pegatina a tu lado, en un sitio visible y fácil de recordar mientras lo cambias, y acuérdate de ponerla cuando termines de colocar el overgrip. De todas formas, ahora ya hay palas que tienen incluido un refuerzo en el grip que hace la función de esta pegatina, así que ya sabes otra opción si eres de los que la pierde constantemente.

6. Esperar a qué se rompa para cambiarlo 

Esto es sin duda el “abc” de los problemas del overgrip. El cambio del overgrip debe ser cuando notamos que el agarre de la pala ya se nota afectado por el sudor acumulado. Es común cambiar más a menudo el overgrip en verano (cada dos o tres partidos) que en invierno (entre cuatro y cinco). No hacerlo por demasiado tiempo puede afectar las sensaciones de tu juego, ¡así que observa bien su estado y no esperes demasiado a cambiarlo! 

Algunos consejos extra para poner el overgrip correctamente:

  • Consejo para evitar arrugas en el inicio: Estira el overgrip para que se ajuste a la curva en el inicio del mango, ¡verás que se agarra perfectamente y las arrugas desaparecen!  
  • Ponte tantos overgrips como quieras, pero recuerda que si pones muchos, perderás el feeling con el impacto de la pelota. 
  • La cantidad de overgrips no depende solo del tamaño de tu mano, también depende de si juegas más con la mano o usas más el brazo. Un jugador con un mango estrecho tiende a usar más la mano, mientras que un mango grueso te impide mover tanto la mano y te da más sensación de fuerza en el agarre. 

 Aquí os dejamos un vídeo mostrando el paso a paso de cómo se debe poner un overgrip, ¡presta atención y aprende a hacerlo al estilo the CLUB!

¡Ahora ya puedes probarlo y ponerlo perfecto! Si tienes alguna duda, avisa a los profesionales de nuestro Club y ¡te la resolverán sin problema!

¿Necesitas ayuda?